Lázaro David Najarro Pujol

SiguienteAnterior213/249 

La Habana del Este, ciudad moderna

 Foto 1/La Habana del Este, ciudad moderna Foto 2/La Habana del Este, ciudad moderna Foto 3/La Habana del Este, ciudad moderna Foto 4/La Habana del Este, ciudad moderna Foto 5/La Habana del Este, ciudad moderna 
Entrar
  Tweet 
Vista: 148 veces  
Enviada el 05/11/18 a las 22:11:04 - Obra N° SSER181105221104 

"La Habana del Este, ciudad moderna"

 
Lázaro David Najarro Pujol
 La Habana del Este se levanta como una ciudad moderna, construida a principios del triunfo de la Revolución. Se alzan enormes bloques de viviendas sociales ejecutadas por micro-brigadas integradas por trabajadores.
– En marcha... ¡Uno, dos, tres! Vamos muchachos, mantengan el paso.
Marchamos hacia la rotonda, donde nos llega una brisa suave y fresca impregnada de olor a mar, característica de las costas en horas del amanecer.
–Qué lindo esta el mar hoy, Miguel
–Sí, pero no tanto como Cienfuegos, bueno tú lo sabes porque me dijiste que tienes familia allá. Oye, esta rotonda no tiene fin.
La rotonda interrumpe la ancha avenida de dos vías. La calzada está dividida por una hilera de cocoteros que le imprime a esta área una extraordinaria belleza. Es una ciudad costera de gente humilde procedente de diversas regiones del país que vino al occidente en busca de sueños.
–¡Arriba, arriba, mantengan el paso!
La luz tenue del alumbrado público prácticamente no permite ver las siluetas de los que nos encontramos al extremo norte de la formación. Las aguas del fuerte oleaje que irrumpen contra los arrecifes nos obligan a romper la formación.
–Ni la marcha me quita el frío. ¿A quién se le ocurrió este lugar tan cerca del mar para realizar los ejercicios? Entra, David, entra a la formación que el Instructor nos está mirando. Ese hombre tiene ojos de águila –me alerta Miguel.
–Ustedes dos, incorpórense a la fila. ¿Qué les pasa hoyL? ¿Les tienen miedo al mar? Vamos, vamos. No den qué pensar.
–Instructor, es que una ola nos mojó –se queja Miguel.
–Ah, parecen que quieren quedarse sin pase este fin de semana. ¿Cuándo sean marineros le van a temer a una simple salpicadura de una ola?
–Claro que no, Instructor, pero el agua estaba muy fría.
–¿Fría? Enfrentarse a los mares no es nada sencillo. Es bueno que siempre tengan eso presente, muchachos. Sueñen pero con los pies sobre la cubierta de un barco. Vamos, arriba, ánimo y sin romper la fila.

Fragmento del libro inédito Muchachos de los Canarreos

https://camaguebaxcuba.wordpress.com/?s=muchachos+de+los
 Reportar Foto   

Comentarios (0)

Enviar M. PrivadoDejar Comentario No se han recibido comentarios.  FotoRevista no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros. Los mismos son de exclusiva responsabilidad de quien los emite. FotoRevista se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.   El límite de la fotografía es nuestro propio límite
Home   Favoritos   Atrás   Arriba
 
Quienes somos     Contacto     Reglas de Participación   Las fotografías expuestas en este sitio pertenenecen a sus respectivos autores y no pueden ser reproducidas sin autorización de los mismos.  
  
Concursos Patrocinados de FotoRevista:
Desde 2014 transmitimos nuestros juzgamientos en vivo:
  45° Concurso Mensual FotoRevista