Sencillamente Series

Entendemos por serie fotográfica, la presentación de tres (3) a cinco (5) fotos que respondan a un concepto que lo sostenga y le de unidad. La serie subida deberá tener unidad temática.   Subir Series Hoy Series del Día  

"En el Idilio: se fortaleció una historia de amor" de Lázaro David Najarro Pujol

Atras   AnteriorSiguiente
 Foto 1/En el Idilio: se fortaleció una historia de amor Foto 2/En el Idilio: se fortaleció una historia de amor Foto 3/En el Idilio: se fortaleció una historia de amor Foto 4/En el Idilio: se fortaleció una historia de amor Foto 5/En el Idilio: se fortaleció una historia de amor 
Entrar
  Tweet 
Vista: 188 veces
  
Enviada el 10/01/19 a las 21:54:21 - Obra N° 190110215421
"En el Idilio: se fortaleció una historia de amor" de:  
Lázaro David Najarro Pujol
 La historia de amor entre el Mayor General del Ejército Libertad Cubano Ignacio Agramonte y Loynaz y Amalia Simoni quizás no sea conocida ampliamente por las nuevas generaciones y muchos menos El Idilio, sitio donde se encontraron por última vez, los protagonistas de una de las más bellas memorias románticas de la ínsula.
Como consecuencia de una intensa labor de estudios de terrenos, un grupo de jóvenes, investigadores y espeleólogos camagüeyanos emprendió una exploración que determinó que en la actual finca de Los Güiros, propiedad del matrimonio Argeny Brito Pérez y Yubisleidy López Guerra, fue donde Ignacio y Amalia levantaron el bohío conocido por El Idilio tras escapar de la persecución de tropas españolas.
Precisamente en carta de Ignacio se describe el término donde Amalia vio partir al héroe a misión militar, el 26 de mayo de 1870 durante la Guerra por la Independencia de Cuba.
Y tras más de diez años de exploraciones los especialistas del territorio y la filial camagüeyana de la Sociedad Espeleológica de Cuba comprobaron el lugar donde el Mayor General Ignacio Agramonte y su esposa Amalia Simoni se refugiaban junto con familiares de ambos.
El 26 de mayo de 1870 fue detenida Amalia Simoni. Ese día, Amalia e Ignacio habían despertados alegres inmersos en los preparativos del primer aniversario de su hijo Ernesto Ignacio cuando avisaron que una columna enemiga venía hacia El Idilio. El Mayor salio a interceptarla.
En el atardecer Ignacio regresa a El Idilio y se encuentra con Simoni, Padre de Amalia, quien estaba de pie sobre los escombros humeantes. Los dos hombres se abrazaron y lloraron largamente.
Días antes de la detención de Amalia, El Mayor le escribe una hermosa misiva a su madre en la que se traduce el infinito amor por los suyos:
`Por acá no ocurre novedad alguna digna de especial mención en la familia. Amalia goza de salud y se conserva gordita: pasa algunos sustos a veces, incomodidades y privaciones, pero está contenta; las más de las veces vive en algún rancho en el bosque con Simoni y Manuelita, mientras yo estoy fuera en campaña: allí les falta una infinidad de pequeñeces que en las poblaciones por su abundancia no se aprecian: remiendan sus vestidos porque no hay facilidad de reponerlos; sin embargo ella piensa que nada de eso importa con tal que Cuba sea libre y lleva con gusto esa vida soñando con nuestros triunfos y preocupando siempre con anhelo las noticias de la guerra. Nuestro Ernesto ocupa todo su tiempo: ella misma y sola lo cría, lo carga y lo atiende: delira con él. ¡Si usted lo viera, Mamá, cómo lo había de querer! Es lo más mono y simpático, y no digo precioso por modestia. Ya camina, dice Mamá y Papá y pide papa y da besos el 26 de este mes cumplirá un año`.
Se examinar nuevas evidencias, entre ellas partes militares de las tropas españolas conservados en el Archivo Histórico Militar de Segovia, España, donde está la descripción y los puntos geográficos de la detención de Amalia, lo que corrobora que en la actual finca de San José de Los Güiros se encontraba el bohío el Idilio.
Eduardo Labrada, presidente en Camagüey de la Sociedad Espeleológica de Cuba expuso que en la biblioteca provincial de Camagüey se encontraron mapas militares de 1870 que describen la finca San José y el trazado de una gran hacienda, espacio donde actualmente esta la finca de Los Güiros.
El matrimonio Argeny Brito Pérez y Yubisleidy López Guerra y su pequeño hijo plantaron tres robles que testimonian la presencia en 1870 en Los Güiros de Ignacio, Amalia y el niño Ernesto Ignacio.
 Reportar Foto Atras   AnteriorSiguiente  

Comentarios (0)

Enviar M. PrivadoDejar Comentario No se han recibido comentarios.  FotoRevista no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros. Los mismos son de exclusiva responsabilidad de quien los emite. FotoRevista se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.   Subir series  /  Leer nuestras Reglas de Participación   El límite de la fotografía es nuestro propio límite
Home   Favoritos   Atrás   Arriba
 
Quienes somos     Contacto     Reglas de Participación   Las fotografías expuestas en este sitio pertenenecen a sus respectivos autores y no pueden ser reproducidas sin autorización de los mismos.  
  
Concursos Patrocinados de FotoRevista:
Desde 2014 transmitimos nuestros juzgamientos en vivo:
  58° Concurso Mensual FotoRevista   59° Concurso Mensual FotoRevista