Editoriales anteriores

bla, bla, bla

08/01/02

Son ecos que suenan de todos los políticos, dirigentes, sindicalistas y por si fuera poco ahora el clero, desde hace ya muchos años, incrementados, aumentados, exagerados, minimizados, magnificados, en los últimos meses o días.... bla, bla, bla...

Caras, gestos, palabras, discursos baratos, robos, mentiras, trampas, rapiñadas, hipocrecía, ambición, fraude verbal y fraude moral, es lo que veo en sus rostros y sus miradas, que cambian por caretas circunstanciales o convenientes según la situación en que se necesiten mostrar, todo esto son los políticos que supimos conseguir.

Prometen, prometen que nos van a brindar credibilidad, parece que también se convirtieron en cómicos, o magos de turno, ¿o pensarán que todavía nos pueden enroscar?. Prometen sacar a esta bendita Patria de la crisis aguda en que se encuentra.

Tendrían que decir que van a sacarnos de esta licuadora en que nos metieron hace ya muchos años, estos mismos que están y se hacen los distraídos como que estaban de vacaciones. Algunos con la misma camiseta y otros ya tienen otra, lástima que no se acomodaron sus cerebros y su moral, lástima que no saben que hay una justicia divina (por supuesto que no es la Suprema Corte de Justicia) y esa justicia la tendrán en las horas finales de la vida, en la que van a tener que hacer un mea culpa profundo y verdadero.
Y lástima también que no se den cuenta que los van a comer los mismos gusanos que están comiendo a esta Nación, que ellos devastaron.

Y veo las mismas caras que hace años nos daban cátedra de primer mundo, de globalización, de crecimiento, bla, bla, bla....

Señores políticos (si se les puede llamar señores): ¿quiénes son ustedes? ¿qué son ustedes? ¿hacia donde van? ¿qué pretenden? ¿qué ambicionan? ¿qué mentes perversas los asesoran? ¿qué miserables nubarrones empañan sus mentes? ¿qué lacra arrastran?.

No creen que para construir un presente y un futuro nosotros, el pueblo, no nos tenemos que olvidar del pasado, y que ese pasado es desde hoy y ahora, para atrás y que tiene nombres, apellidos, cargos, historia, dudas, prontuarios, pleitos, cuestinamientos, porque si olvidamos, ustedes los políticos, van a ir por más, van a ir por nuestra Bandera, por nuestro suelo, por nuestra historia y por nosotros.

Nos subestiman, se burlan, quieren hacer sus macabras maniobras con el pueblo como se les canta, en los tiempos y momentos que ellos deciden y benefician para ganar más coimas (también elegantemente llamadas asesorías) y lo más importante para ellos PODER, ese que no se dan cuenta que algún día se les volverá en contra.

Ya probaron que un cacerolazo le pulsea al mal llamado poder y le gana, tuvieron y tienen miedo, pero parece que no les alcanzó, se están entreteniendo en hacer que el pueblo se divida (caso el día de la asunción de Duhalde, simpatizantes mandados provocando y enfrentando a Izq. Unida que bien podía ser cualquier otro), los muchachos Duhaldistas solo querían que supieramos que si no nos unimos a ellos o no acatamos su ideología, su locura y no somos de su misma calaña, hay palos y otras yerbas.

Amén comerciantes, pueblo, pobres contra pobres, en fin hay de todo y para todos los gustos.

¿Empezaron los grupos patoteriles comandados por quién sabe que trasnochados politicos a reprimir o intimidar a un pueblo, hambriento, falto de educación, indigente, falto de salud, apaleado social y psicologicamente, deprimido y paralizado por los actos teatrales de la politica argentina?

ARGENTINOS A NO DORMIR (MIRAR-OBSERVAR) y sobre todo a estar UNIDOS COMO JAMAS NOS VIERON ESTOS SEÑORES, sin pensar en individualismos, unidos por nuestro país, unidos por nuestra soberanía, unidos por nuestra bandera, unidos por nuestro himno, unidos por la esperanza de un país mejor, pujante y creciente y esperando que lleguen, con nuevos vientos, mejores dirigentes (sanos, honestos y capaces).

No dejemos que éstos caníbales nos asusten y nos separen, con ahora decir o murmurar "cuidado a una guerra civil". Indudablemente ya no saben que decir y hacer para aplacar el aliento de un pueblo unido que está soplando en sus nucas pidiendo: corrección, honestidad, ética y moral para poder enarbolar la Bandera Argentina.

Y recuerden que el limite de una nación es nuestro propio límite.

GUADALUPE F.GONZALEZ
C.I. 6.403.397

Mis raices son españolas, mis ramas son argentinas y tienen 48 años en este hermoso país, y defenderé éste árbol que es mi vida aún en contra de la mano depredadora del hombre animal.

Pizarrón
Subir Fotos
 
Ver todos los Concursos Patrocinados.
18° Concurso Mensual FotoRevista
Faltan días, :: para el cierre !
 
Centro MayoristaAda Sacchi Cursos
 
CeiCMarcelo Gurruchaga
 
 
Nueva Escuela de Diseño y Comunicación
 
Casa de Camaras
 
Encuadrarte
 
Solo Fotos
 
CeiCFotoescape
 
Concurso Ilford Photo
 
Publicite en FotoRevista