FotoRevista-->Notas y Noticias de Fotografía-->Notas Técnicas 

Paisaje Urbano: el manejo del espacio

Publicado: 08-12-2020
463 visitas

Por: Vicente Viola

La Plata, Bs.As., Argentina
http://www.vicenteviola.com.ar
Imprimir esta página   Volver
 
  Tweet 

EL PAISAJE URBANO
El manejo del espacio

Texto y fotos de Vicente Viola (*)

El sentido humano de la visión percibe el espacio en forma tridimensional debido a que la información registrada por los dos ojos es estenopeica. En la fotografía, en cambio, es bidimensional y para poder expresar la tercera dimensión se debe recurrir al punto de vista y a la correcta ubicación de los elementos dentro del encuadre. De esta manera, gracias a la perspectiva y el manejo de los planos, podemos transmitir la dimensión de espacio y profundidad.

 Foto 1

Espacialidad cenital: típico ejemplo de perspectiva a un punto de fuga, en este caso hacia el infinito del cenit, acentuado por el uso de una lente de focal corta (20mm) que transmite mayor sensación espacial a la fotografía.

Las fotografías son espacios bidimensionales, tienen solo alto y ancho. El espacio fotográfico o tercera dimensión en la imagen solo la podemos sugerir y esa sugerencia y la forma de poder transmitirlas solo esta en la mente e imaginación de cada fotógrafo.

Existen dos elementos claves en fotografía para manejar la sensación de profundidad y espacio: las líneas directrices y los planos.

Las líneas directrices según como estén dispuestas pueden exagerar la sensación de espacio. Estas constituyen uno de los pilares fundamentales dentro de la composición fotográfica. Nuestros ojos tienden a seguirlas. Debemos aprender a manejar las líneas para que nos conduzcan hacia el punto principal de nuestra fotografía, o para unir varias áreas de una escena y sugerir profundidad o movimiento.

Los distintos planos a medida que se alejan de la cámara van disminuyendo de tamaño, así sean todos iguales, esto es una

Planos sucesivos: clásico caso de espacialidad por planos que se alejan y se achican, en esta situación en particular bruma acentúa más aún la sensación del espacio que se aleja.
ilusión óptica que genera naturalmente la perspectiva o la visión tridimensional.

 Foto 2

Planos sucesivos: clásico caso de espacialidad por planos que se alejan y se achican, en esta situación en particular bruma acentúa más aún la sensación del espacio que se aleja.

 Foto 3

En función de las líneas se pueden clasificar el manejo del espacio fotográfico en tres diferentes tipos, los más efectivos son: por punto de fuga, por elemento conductor y por disminución de tamaño.

El espacio por punto de fuga: este tipo de profundidad también se la denomina “perspectiva lineal”, dado que el gran efecto se logra por la convergencia de las líneas paralelas. Es el caso de un camino recto y prolongado donde sabemos que las líneas laterales están siempre a la misma distancia en todo su trayecto, sin embargo visualmente a medida que se alejan convergen en un solo punto.

Se debe evitar que nuestra mirada se pierda en los bordes de la fotografía. Es muy común que las líneas directoras de una perspectiva lineal de un camino que converge hacia el infinito, fugue hacia la derecha o izquierda de la imagen, de esta manera distraemos la atención de la mirada.

La perspectiva lineal hace que las líneas y los planos paralelos converjan en un
punto de la foto, creando una gran sensación de espacio. La profundidad la podemos exagerar o minimizar variando el punto de vista en la toma. Cuando la cámara esta muy cerca del primer plano exageramos la perspectiva. Y si la elevamos, convirtiéndola en un punto de vista alto o aéreo, el espacio se exagera más aún.

Existe un efecto similar que es enfocar un edificio alto desde abajo con una angulación bien contrapicada, donde observamos que las líneas tienden a juntarse en el cielo, este caso también se lo denomina espacio por punto de fuga cenital. Con el uso de un lente gran angular se puede exagerar más aún este efecto, así como si lo que se busca es la no convergencia de las líneas, existen “lentes PC” denominados correctores de perspectiva, los cuales convierten en paralelas todas las líneas que fugan hacia el cielo, obviamente es una distorsión de la realidad y el espacio.

 Foto 4

Elemento conductor: el objeto que une el 1º plano con el 2º es el cabo de amarre del yate, de esta manera el ojo se desplaza del amarradero hacia la proa. Este ejemplo también puede servir como espacialidad por diferencia de escala.

El espacio por elemento conductor: es quizá la más atractiva de todas y consiste en utilizar un elemento lineal, curvo o recto, que partiendo desde el primerísimo plano de la foto nos lleve la vista del observador hasta el punto principal de la imagen. Este elemento conductor se puede exagerar con la elección de un ángulo de toma bajo y la utilización de una distancia focal corta.

 Foto 5

El espacio por disminución de tamaño: Si observamos lateralmente una fila de personas, árboles o postes, a medida que se alejan de nuestro punto de vista aparentan empequeñecerse. Este fenómeno es más evidente cuando se trata de elementos de idéntico tamaño. Obviamente esta es una distorsión de la realidad, pero así es como el ojo percibe el espacio y la cámara fotográfica lo capta de igual forma.

En función de los planos se pueden clasificar el uso del espacio fotográfico en tres diferentes tipos:, por diferencia de escala, por enfoque selectivo y por planos sucesivos.

El espacio por diferencia de escala: es de un gran efecto tridimensional, y esta dado por la percepción y manejo de los planos dentro del encuadre. Se deben manejar por lo menos dos planos de escala reconocible, si el tamaño es pequeño: una lata de gaseosa, una bolígrafo, una marquilla de cigarrillos, etc.; si su escala es mayor: una farola, una casa, un automóvil, etc. Es fundamental que los el objeto en primer plano sea de tamaño reconocible, porque en el caso de una árbol, una estatua, etc. estos pueden ser de tamaños variables.

Normalmente en el primer plano se coloca el de tamaño menor y en el segundo plano la escala mayor, con la particularidad de que no se vea el plano horizontal, es decir el plano del piso, que sería el que nos permite visualizar la distancia entre uno y otro. De esta manera si dentro de la fotografía veo una farola y un edificio de un mismo tamaño, nunca voy a pensar que la farola es tan grande como el edificio. Este juego de planos produce profundidad por diferencia de escala entre planos de tamaños reconocibles.

 Foto 6

Diferencia de escala: obviamente nadie puede pensar que la farola de primer plano es tan grande como medio puente de San Francisco. El incorporar en primer plano un elemento reconocible por su tamaño y compararlo con uno monumental del 2º plano, se exagera la profundidad comparando ambos planos.

 
 Foto 7

Enfoque selectivo: la señal urbana se despega en el 1º plano en foco por el 2º fuera de foco a partir del uso de una distancia focal muy larga y un diafragma abierto, generando una sensación de recorte de un plano sobre el otro. Es este el recurso también denominado “fondo figura”.

El espacio por enfoque selectivo: El punto de vista y la perspectiva depende en un noventa por ciento de la creatividad del
fotógrafo pero, en el enfoque selectivo, está condicionada por la distancia focal y el diafragma. Nuestros ojos realizan enfoques selectivos continuamente, pero son tan rápidos que a veces ni siquiera nos damos cuenta de los planos desenfocados. Si fijamos la vista en un objeto distante, quizá no nos percatemos que un árbol o rama que está en un primer plano queda sin nitidez, fuera de foco (o a la inversa)

Al variar la profundidad de campo (con distintas aberturas de diafragma) se puede exagerar o eliminar la sensación de profundidad. Esta técnica es muy útil cuando se quiere destacar un elemento determinado, debiéndose proceder a desenfocar el primer y tercer plano.

El espacio por planos sucesivos: Se genera profundidad en una imagen cuando hay una sucesión de distintos planos (primero, segundo, tercero, etc.) que a su vez a medida que se alejan se van achicando. Si son todos del mismo tamaño sería similar al caso de “ profundidad por disminución de tamaño”, un ejemplo clásico es el paisaje de montaña sacado desde un punto de vista alto, donde los distintos planos de montañas generan planos sucesivos que se alejan y disminuyen a la vez. A este efecto natural también se lo denomina “espacio atmosférico”.

 Foto 8

Planos sucesivos: en esta foto la profundidad la sugerimos por planos que perpendiculares a la cámara que se alejan: el plano de los árboles, de las casas, de las montañas (que tienen un ritmo similar al de los techos de las casas= y el plano del cielo.

 

(*)Arquitecto - Fotógrafo urbano,
www.vicenteviola.com.ar
Director de FOTOESCUELA VICENTE VIOLA, La Plata.

 
 
Foto Escuela Vicente Viola
    FotoRevista no asume ninguna responsabilidad por el contenido esta nota,
siendo su autor el único responsable de la misma.
  

Comentarios (0)

Dejar Comentario No se han recibido comentarios.  FotoRevista no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros. Los mismos son de exclusiva responsabilidad de quien los emite. FotoRevista se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.  
También te puede interesar
 
Fotografía de Paisajes - Parte I
 30/10/2012  Tecnica

Fotografía de Paisajes - Parte I

por Darío Rial
Premio Fundación Andreani
 Exposiciones
Cierra: 21/06/21

Premio Fundación Andreani

por Varios
 
  El límite de la fotografía es nuestro propio límite
Home   Favoritos   Atrás   Arriba
 
Quienes somos     Contacto     Reglas de Participación   Las fotografías expuestas en este sitio pertenenecen a sus respectivos autores y no pueden ser reproducidas sin autorización de los mismos.  
  
Concursos Patrocinados de FotoRevista:
Desde 2014 transmitimos nuestros juzgamientos en vivo:
  42° Concurso Mensual FotoRevista   43° Concurso Mensual FotoRevista